Continuar

Guía de Estocolmo

Estocolmo, la hermosa capital de Suecia, está rodeada de agua

A pesar de que la ciudad se alza sobre 14 islas, conectadas por 57 puentes, es relativamente compacta y se puede recorrer a pie con facilidad. El famoso casco histórico, Gamla Stan, atrae a turistas de todo el mundo que se maravillan ante los majestuosos palacios, callejones empedrados y edificios propios de un cuento de hadas. Por el contrario, el moderno Estocolmo es vanguardista y marca tendencias en Europa en moda y gastronomía.

 


Drottningholm Palace
Palacio de Drottningholm

Este impresionante edificio incluido en el Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO es el más importante y mejor conservado palacio real de Suecia y data del siglo XVI. El edificio tiene influencias del nuevo estilo arquitectónico del barroco francés del período y fue un encargo de la reina Hedvig Eleonora.

 

Su constructor fue el notable arquitecto sueco Nicodemus Tessin el Viejo. Lo que hace a este palacio especial y merecedor de una visita es el Pabellón Chino, los impresionantes jardines y el majestuoso teatro palaciego.

Stockholm Archipelago
Archipiélago de Estocolmo

Con unas 30.000 islas, islotes y rocas en el archipiélago de Estocolmo, hay mucho por descubrir y explorar. Abarca 80 km hacia el este desde la ciudad hacia el Mar Báltico. La accidentada belleza natural se funde impecablemente con islas boscosas, acantilados rocosos y playas de arena.

 

Explore una gran variedad de islas e islotes deshabitados, algunos con antiguos asentamientos y nuevas comunidades florecientes. Una de las mejores formas de ver el archipiélago es mediante una excursión organizada en barco o en kayak durante el verano.  En Estocolmo se pueden contratar muchas de las excursiones en barco por el archipiélago que parten desde el centro urbano.

Sky View
SkyView

SkyView, situado a 130 metros de altura sobre el nivel del mar, es una de las atracciones más excitantes de la ciudad. Dos góndolas de cristal SkyView fijadas a raíles, con una capacidad de 16 personas cada una, recorren el exterior del mayor edificio esférico del mundo, el Ericsson Globe.

 

Desde la cima se puede disfrutar de imponentes vistas panorámicas de la ciudad. Las góndolas parten cada diez minutos y no se pueden reservar por anticipado. Toda la experiencia dura unos 30 minutos. 

Swedish Restaurants
Para conocedores de la gastronomía

Estocolmo se ha ganado la reputación de centro de excelencia culinaria. En los numerosos bares, restaurantes y bistros de la ciudad encontrará menús confeccionados a partir de ingredientes naturales de gran calidad. Destacan las variaciones de platos tradicionales de pescado fresco, encurtido y ahumado tales como arenque, cangrejo y salmón.

 

Si le gusta la carne de caza, puede probar el alce y el reno. En los últimos años, con la influencia multicultural de la ciudad, ha surgido un fascinante nuevo estilo de cocina de fusión que ha conquistado la ciudad. Se han reinventado los platos tradicionales suecos con influencias extranjeras, algo que sin duda hay que probar.

Museo Vasa
Museo Vasa

Este museo alberga el Vasa, el único galeón del siglo XVII que se conserva en todo el mundo. Más del 95 % del barco es original, incluidas las intrincadas esculturas de madera tallada de los paneles exteriores de la nave. Este inmenso barco de guerra, de casi 70 metros de eslora, se hundió en medio de Estocolmo en su viaje inaugural en 1628. Se sacó del fondo marino unos 333 años después, en 1961.

 

La meticulosa restauración ha durado casi 50 años pero el barco está ahora casi completo, una tremenda hazaña. La exposición principal cuenta la historia de los inicios del barco y cómo habría sido la vida a bordo, una visita imprescindible para todo amante de la navegación.

Moderna Museet
Moderna Museet

Para los amantes del arte moderno, el Moderna Museet (museo) es una visita imprescindible en su recorrido por Estocolmo. Aquí encontrará una de las principales colecciones de arte de Europa del siglo XX desde sus primeras décadas hasta la actualidad. Expone obras de Picasso, Dalí, Derkert y Matisse.

 

El Moderna Museet se encuentra en la isla de Skeppsholmen, en un tranquilo enclave natural en pleno corazón de Estocolmo y los edificios fueron diseñados por el destacado arquitecto español Rafael Moneo.