Jūrmala

Vivir significa una playa en Jūrmala.

 

Cerca de Riga, la capital, Jūrmala es el único complejo turístico oficial de Letonia, la “costa”, como diríamos en español. Es muy conocido por sus barros curativos, sus aguas minerales, el bosque y los 25 km de arenales. Tras un duro día en la playa, visita la ciudad y disfruta de su comida y bebida...

 

Un destino ideal para aquellos que lo conocen y un balneario desde el siglo XVIII, Jūrmala ofrece lo mejor del país, la ciudad y la costa. La ciudad se caracteriza por sus kilómetros de arenas de cuarcita blanca y sus exuberantes bosques verdes, proporcionando un entorno naturalmente restaurador que te sentará fenomenal. Agrega el aire fresco y saludable que flota en la brisa del Báltico y tendrás todo lo que necesitas para un descanso refrescante. 

 

Siete de las zonas de baño de Jūrmala tienen la bandera azul y están rodeadas de bosques, mezcla de abedules y pinos. De primavera a otoño encontrarás a los buscadores de tesoros peinando la playa en busca de ámbar lavado.

 

Como se podría esperar, Jūrmala tiene una amplia variedad de balnearios y hoteles con spa, muchos de los cuales admiten familias. El corazón y el alma de Jūrmala se encuentra en la calle Jomas Iela. Esta zona peatonal está bordeada de preciosas casitas de madera y edificios modernistas que albergan cafés, restaurantes y tiendas. Es el lugar ideal para sentarse y mirar la vida pasar mientras probamos la comida y la cerveza locales.

 

Jūrmala cuenta con más de 400 muestras de arquitectura en madera histórica. Encontrarás una de las más bonitas en Jūras Iela, una ruta a pie muy popular entre los turistas. Menos conocido pero igual de interesante es el Museo al Aire Libre, donde puedes retroceder en el tiempo hasta un pueblo pesquero tradicional, probar a fabricar cuerdas y ver los barcos de pesca de los siglos XIX y XX. Puedes dirigirte posteriormente al Parque Ragakāpa Nature y disfrutar del paseo que el viento ha convertido en una duna, tomándote tu tiempo para ver el paisaje desde los miradores y el tren ecológico.

 

Jūrmala, algo poco habitual, tiene su propio parque forestal dentro de la ciudad. Dzintari es un hábitat protegido con tres parques infantiles diferentes, una torre de vigilancia, senderos para caminar y patinar, un parque para patinar y una cancha de baloncesto. Aquí, en invierno, incluso se puede probar el esquí de fondo.  

 

O si eres más un aficionado al agua, te encantará que Jūrmala sea el hogar de uno de los parques acuáticos más grandes del norte de Europa. El parque acuático Livu tiene algo para todo el mundo: desde los niños pequeños a los que les gusta chapotear, a los buscadores de emociones que adoran los paseos llamados “El Kamikaze” hasta los adultos, a quienes les gusta la hidroterapia un poco más relajada.

 

En verano, se puede coger un tren desde Jūrmala a Riga cada 30 minutos. El viaje dura 30 minutos.

Vivir significa una playa en Jūrmala.

 

Cerca de Riga, la capital, Jūrmala es el único complejo turístico oficial de Letonia, la “costa”, como diríamos en español. Es muy conocido por sus barros curativos, sus aguas minerales, el bosque y los 25 km de arenales. Tras un duro día en la playa, visita la ciudad y disfruta de su comida y bebida...

 

Un destino ideal para aquellos que lo conocen y un balneario desde el siglo XVIII, Jūrmala ofrece lo mejor del país, la ciudad y la costa. La ciudad se caracteriza por sus kilómetros de arenas de cuarcita blanca...

Leer más Leer menos
Salida
Vuelta

Explorar más destinos

Atención al cliente

¿Tiene alguna pregunta o necesita ayuda con su reserva? Póngase en contacto con nuestro servicio de atención al cliente o encuentre respuestas en nuestra sección de Preguntas frecuentes.